sábado, 10 de mayo de 2008

Poema de Laura Giordani


Para Víktor, este Nido como un corazón a la intemperie, urdimbre de las fibras más tiernas, alojo de la esperanza y el azote de los elementos, cuna colgada a la altura de las lágrimas.
Este nido -que ya conoces y es casi una poética- se parece a tu corazón , amigo.


Ver de una vez la palabra
abrazando los pedacitos
rotos del mundo.

Palabra gasa para la espalda dolida,
palabra abriendo sus costados
para alojarte, niño.

De Materia Oscura



Nido


Se adivina la historia de una caída
en ese temblor de torre de paja,
en esta urdimbre de astro reseco
sin estela que atestigüe su sazón de cielos.

Cobijo exacto, íntimo,
florecido desde el centro,
en el fragor de la danza de una hembra
que valla recintos con el pico
y domestica la materia con sus alas.

Hangar de todos los ascensos,
matriz del canto, cáliz
de las acrobacias,en una choza
de falanges abiertas
sin más techo que la intemperie,
sin más columna que el viento.

Puño abierto del árbol,
fruto de la altura más alta
donde la levedad colgó sus partituras
y ahora las manos ensayan torpes
la autopsia de un vuelo.

Laura Giordani
.