domingo, 11 de mayo de 2008

Poema de Ana Pérez Cañamares

.
(Marc Chagall)

..........................................Para Víktor Gómez, amigo


.
En un momento de la vida parece difícil
volver a la amistad de los quince años.
No es difícil. Es imposible.
No están las piscinas ni las pipas
ni los bancos de los parques
ni las tardes pegados al teléfono.
No está la eternidad.
Y parece que los únicos amigos
serán los que conservemos de entonces
ni más ni menos.
Pero un día: alguien en su silencio
en su mirada de sobreentendidos
se convierte en portador del milagro.
Y su casa abierta huele a piscina.
Y compartimos como pipas las cervezas
y las jarras son premios a los que vencen
la tentación del abandono.
Comprende los andamios de la intimidad.
Y nos regala, en un abrazo, nuestro tiempo.
En él la tristeza del superviviente
se parece tanto a la alegría
que no hay entre ellas ninguna diferencia.
.
Ana Pérez Cañamares
.

..